sábado, 1 de agosto de 2009

Bokken hidratado



Hace casi un año, cuando fuí a Japón, me traje conmigo un espléndido bokken de roble blanco para hacer suburis.

No fue hasta unos meses después cuando le quité el envoltorio que lo protegía. El bokken pasó a tener 2 capas de protección (la funda y el envoltorio) a depender únicamente de la funta de tela que tambien compré en el país del sol naciente.

En los últimos 2 meses ha estado dentro del armario porque fuera estorbaba y recientemente lo he sacado para comprobar que aún está en buen estado y de paso hacer un par de suburis.

Mi sorpresa fue que cuando lo examiné, me di cuenta que el bokken estaba un tanto mal hidratado. Tenia zonas donde se veia que estaba bien pero gran parte estaba de un color mate-seco. No es que tenga que ser brillante pero es de esas cosas que te das cuenta de algo no va bien.

Buscando buscando, encontré en la wikipedia que la mejor manera de cuidarlo era usando aceite de linaza. Dado lo desastre que soy, no sabía por dónde empezar a buscar. Pero seguí buscando y en otro blog recomendaban usar aceite de nueces. Cuando leí eso me pareció más fácil de encontrar.

Asi que fui al supermercado más cercano y compré una bolsa entera de nueces peladas (en el blog mencionado decian que usarian el bokken para abrir las nueces, pero no me pareció apropiado), envolví unos trozos de nuez con un trapo y con un martillo intenté hacer mochi de nuez.

Aunque al final no conseguí transformar esas nueces en mochi, sí conseguí que el trapo se empapara con el jugo de dichas nueces y con eso le estuve frotando la espalda a mi bokken.

El resultado ha sido bueno, ahora el bokken vuelve a tener ese brillo mate que habia perdido y de paso huele fresco, a nuez.

Tambien decian en la wikipedia que los bokkens se los nutre con aceites de linaza para que se vayan endureciendo y cogiendo peso para conseguir simular el peso de una katana.

Dado que mi bokken es pesado de base, si consume mucho aceite, acabará siendo una katana un tanto gorda, jejeje.

Estoy contenta por los resultados y por haber conseguido devolverle el brillo a esta árma, aunque no le pueda dar el uso que le corresponderia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada