lunes, 31 de octubre de 2011

Pesadilla con moraleja

Entre la primera llamada de la Mezquita(s) que tengo cerca de casa y mi hora oficial de levantarme (oease, entre las 5:30 y las 7), mi subconsciente, inconsciente y consciente se han aliado para darme una lección.

Sobre las 5:30 ha empezado la primera llamada a los rezos, en mi intento de volver a conciliar el sueño me di varias vueltas hasta que finalmente me volví a dormir.

Como ya se sabe, en diciembre tengo previsto ir a Japon y llevo semanas rezando porque el euro se revalorice un poco y no me arruine en el proceso.

En mi pesadilla sueño empieza con que HOY mismo, en este preciso instante, sale mi vuelo a Japón y estoy sin transporte (para llegar al aeropuerto), sin saber la hora a la que sale el vuelo y sin las maletas. Vamos, el colmo de las distracciones y el sumo de la felicidad.

Asi que voy preguntando a todo el mundo si me pueden llevar (No me pregunteis por qué no cojo el transporte público, parece que no existe o ha sido sutilmente eliminado) y todos me dicen que no. A los que me dicen que sí, en el siguiente instante aparece otra persona mas "necesitada" y le acabo cediendo.

Total, que al final no tengo transporte, consigo llegar a casa como 3 o 4 horas despues de la salida de la "escuela" (???) y corriendo voy buscando el mail de confirmación para saber la hora de salida del vuelo.

Desgraciadamente sale 1h despues, sobre las 7 de la tarde. Y aqui viene mi crisis, tanto que no soy capaz de coordinar nada de lo que hago, empiezo a meter cosas desesperadamente en mi mochila (sobretodo ropa de abrigo) mientras intento llamar a un taxi. El servicio de taxis me dicen que desgraciadamente no hay ninguno disponible y que lo vuelva a intentar más tarde.

En todo esto mis hermanos tambien tienen parte, en un momento de desesperación les pido que me lleven al aeropuerto pero ellos, con toda su lógica me responden "no tenemos coche en Malasia". Gran verdad.

¿Os podeis imaginar en la misma situación? El vuelo internacional que sale en una hora, necesitas al menos 1h para llegar al aeropuerto por ser hora punta y los atascos son uno de los deportes nacionales....

Lo divertido es que en un momento de desesperación me doy cuenta de que mi calendario no me cuadra y que Noviembre no es el mes en que tengo que ir a Japón. Lo intento confirmar mirando mi calendario de viajes pero no me da la razón.

Moraleja:

  1. Nunca, nunca, NUNCA dejes la maleta para el final. 
  2. Nunca, nunca, NUNCA te pases de persona piadosa o ser buena persona, te puede salir muy caro (más que nada por salud)
  3. Siempre, siempre, SIEMPRE confirma todas las fechas, horas, minutos.
  4. No dejes las cosas para el último instante, planifica con tiempo. Ata cabos y esas cosas
  5. No dejes nunca que tu subconsciente, inconsciente y consciente te jueguen otra mala pasada como esta.
En fin, esta ha sido la razón por la que me he levantado con los cables cruzados. Primero la mezquita, después la pesadilla. En el bus de esta mañana parecia un zombie.

Me he dado cuenta de que hay mucha gente con problemas de higiene. No podia ser que a las 9 de la mañana el "olor a humanidad" fuera tan fuerte...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada