jueves, 27 de octubre de 2011

Hong Kong día 4

Primero de todo, ha pasado mucho tiempo desde la última entrada (aunque a escalas generales, no hace tanto).

Se puede decir que desde la anterior entrada he estado bastante liada, primero con el trabajo y despues con las visitas y viajes.... Tambien decir que cuando ya tenia el post acabado, misteriosamente se borró...

Ahora vuelvo a la carga para acabar con Hong Kong.

El 4º día, último dia de visitas, el previo a mi vuelta.

Reconozco que Hong Kong, como ciudad es estresante hasta la saciedad. Hay mucha vida pero sobre todo mucho estrés. La ciudad en si, con su distribución, arquitectura, facilidades te dice constantemente que no te puedes parar que provocas un tapón, sea donde sea.

Su transporte público es muy eficiente, muchos autobuses recorren las calles incesantemente. Por allí por donde pasan los tranvias se forman largas colas aunque tampoco son tan infernales :)

Este dia me fuí a Stanley, un pequeño puerto al más puro estilo de las costas catalanas.

Estuve largo rato en el bus para llegar hasta allí. Intenté aprovechar el tiempo escribiendo algunas de las postales que gracias a las curvas y los baches, acabaron siendo manchas de tinta. Asi que pido perdon a los que recibieron las postales que escribí en el bus por ser ilegibles.


En uno de los giros inesperados por las carreteras serpenteantes, me encontré con este buen hombre echando una cebezadita en el suelo mientras los otros charlaban.


Nada, poco antes de llegar al pueblo de Stanley, pasé por una zona de resorts y hoteles de lujo delante de la playa. No me considero una experta en playas pero personalmente esa playa en concreto no me parecía apetecible, ni tan siquiera para una foto (sobretodo porque está en el otro lado XD)


Al bajar del autobús, lo hice una parada antes y me entró el pánico porque no sabía ni dónde estaba ni hacia dónde tenía que ir.... la calor era bastante infernal... En un momento de lucidez me dió por hacer una foto. ¿Eh que no parece que este en Asia? :P


Paseando por el mercadillo de Stanley (es casi lo primero que te encuentras), me encontré con estas mochilas a las que les robé una foto. Me recordó mucho a los Koopalings de Super Mario Bros
.

Esto podria ser el paseo de Salou o de Blanes por poner algun ejemplo. Pero NO, esto es Stanley y está en Hong Kong. Si en algún momento de vuestro viaje os añorais, ya sabeis por dónde podeis pasar si estais de visita por Hong Kong.


El paisaje es muy bonito, el tiempo fue genial salvo por el detalle de que hacía bastante calor y era dificil no acabar deshidratado.




Paseando por las callejuelas menos concurridas (vease calles secundarias, salidas traseras, trapos sucios) ya volvía a ser más Asia.


Esto me hizo retroceder momentaneamente en el tiempo.


Una de las pocas autofotos aunque el paisaje no tuviera nada especial. Era de los pocos sitios donde encontré un sitio para apoyar la camara y que no se cayera. Tambien era uno de los pocos sitios por los que nadie podia interrumpir súbitamente la foto :D


Esta foto no tiene nada de especial pero tampoco tengo muchas mas fotos por poner XDDD


Me encontré con este cartel al final de mi paseo, cuando ya me disponia a ir a coger el bus para volver a la ciudad principal (¿o debería llamarlo zona princial?)

No pude evitar hacerle una foto a una camiseta que es XXXXXXL de verdad. El cartel era bastante grande, la camiseta muuuuucho más!


Tampoco pude resistirme a hacerle una foto a los flojos... me pareció curioso en su momento aunque creo que tampoco tiene tanta gracia....


Unos bambu-trenza.

Ramas peludas


Realmente estar en primera linia de la segunda planta del autobús sienta muy bien. Te da una perspectiva muy curiosa y a la vez divertida.



Durante este trayecto de bus, bastante largo por cierto, me dió tiempo para pensar y reflexionar. Pensar y reflexionar por qué esta ciudad me inquieta y me estresa. Entonces me di cuenta de que la empatía está mucho más presente de lo que nunca me había llegado a imaginar.

Capital económica de China, ahora mismo bajo un plan de reimpulso económico impulsado por el gobierno central chino, la ciudad que nunca duerme ni descansa, la ciudad que puede llegar a agotar a cualquiera.

¿Qué ha pasado para que una isla de pescadores acabe siendo la capital económica de un país comunista? La respuesta está en la avaricia del capitalismo. Una isla apacible pasa a ser punto estratégico para el comercio, hace que todos sus habitantes esten siempre bajo estrés.

Personalmente.... despues de mucho pensar.... siento pena. Podrá ser una de las mejores ciudades del mundo, económicamente muy fertil pero de calidad de vida le toa un suspenso. No se vive mal, para vivir con un poco de decencia se ha de poseer una pequeña fortuna.



En el trayecto, que no pude dormir dando vueltas al mar de sensaciones que se acumulaban en mi y que intentaba dar forma y ponerlo en palabras... aún me cuesta expresarlo porque más que palabras, son las sensaciones que me producen. Si alguien quiere hablar largo y tendido sobre ello, que se ponga en contacto conmigo, por aqui creo que ha habido suficiente.

Pasapos por delante de un cementerio...


Una de las paradas de autobús. Desde la segunda planta realmente ofrece otras perspectivas interesantes.


Estoy traumatizada con la fruta de Hong Kong, una vez compré una sandía ultra-pesada por su tamaño y resultó ser que habian inyectado agua con azucar, haciendo de ésta una bomba peligrosa para la salud (y no sólo para los diabéticos). Después de todo lo que costó, acabó en la basura como una mala politica a seguir y una manera estúpida de derrochar dinero. Eso si, en la basura hacía mucho más servicio que en el cuerpo.

Aprendí la lección de no comprar sandías en Hong Kong aunque sea la temporada.


En el viaje de ida, se me olvidó hacerle una foto a la señal específica del parque temático de Disney y aproveché la primera señal que vi para dejar constancia de ello.


Otra foto del puerto (aunque diria que es uno de todos los que hay repartidos)



Estos edificios siguen dandome cierta cosa... Me acabo de dar cuenta de que parece que haya hecho esta foto al vuelo!


Esta seria la tocaya de la UPC en Hong Kong, se merecía una foto :P


Ahora no me acuerdo a qué zona fuí a parar pero me encontré con muchos carteles en japonés, chino e inglés asi que deducí que estaría en el barrio japonés. Mi sorpresa fue mayúscula cuando me encontré con una máquina de gashapons de Mahou Shoujo Magica Madoka!


Mi razón para pararme por esta zona era el museo de la ciencia. Al pasar con el autobús no pude evitar verlo y al disponer de tiempo, decidí echarle una ojeada.

No me acuerdo ya del precio de la entrada.... ¿unos 3€? Tuve suerte y tenian una exposición temporal sobre Albert Einstein (como para no saber quien fue....)

Aqui podeis ver su pasaporte suizo:


En las paredes (ya fuera de la exposición) habían diferentes mensajes. Entre ellos este me gustó especialmente y no pongo en duda de que tiene toda la razón:


Aqui podemos ver jóvenes acercandose a la ciencia interactivamente


En la zona de telecomunicaciones, tratan de la evolución de las telecomunicaciones, empezando por las señales de humo hasta la fibra óptica actual.

Aqui podeis ver un detalle de la fibra óptica.


Dándome una vuelta por esa zona me hizo recordar las asignaturas de Redes y otras relacionadas con los protocolos de red y otras cosas que serian muy complicadas de explicar.

Me sorprendió de sobremanera lo bien explicado que estba todo y lo bien ilustrado de la exposición interactiva. Lo que a mi me llevó horas para enteder, aqui te lo explican en 5 minutos (!!)

Por un momento me sentí idiota pero por otro, existe la posibilidad de que lo entendiera en 5 minutos porque ya lo había "estudiado" de antes. En caso de ser esto último, tendría que estar orgullosa de no haber estado perdiendo el tiempo estudiando para algo que olvidé.


Aqui podemos ver tubos con agrupaciones de cobre.


Una vista aerea del museo. 4 plantas para ver, leer, tocar y experimentar.

Si no fuera porque eran las 5 de la tarde y aún no había comido, me habría quedado mucho más.


Ya en la salida, no pude evitar hacerle una foto (un poco mala) al indicador de dirección del viento.


Para disfrutar de la música, mejor en compañía.


Y ya, volver a casa, preparar las maletas, enquibir todas las compras de todas las maneras posibles y despedirse de la ciudad.


Al día siguiente, me levanté temprano para ir a coger el autobús para dirigirme al aeropuerto.

Me confié y metí la cámara en algún momento de la bolsa cuando me encontré con el siguiente cartel justo despues de pasar el cordón policial de control. La gente se pensó que me había vuelto loca del todo rebuscando entre todas mis cosas....

Cuando finalmente encontré la cámara, le hice una foto a esta propaganda tan "sutil". No se si HP habrá demandado a Oracle o si se habrán ido a echar unas cervezas.


Un detalle de una de las zonas del aeropuerto. No wonder why is one of the best airports of the world fue lo que dijo una de mis amigas, aunque esta zona me recuerda un poco a la T1 de Barcelona pero con más cosas.


Me faltó comprarme la camiseta de "I Love Hong Kong" pero esta foto es más para decir que tenian zonas de duchas, muy útiles en viajes largos.


Bonito vestido


Igualito que la T1 pero con teléfonos, Internet, lavabos y otros servicios!


Me hizo gracia ver que habian actualizado los paneles indicativos de los aviones pero sigo sin entender por qué mantienen la señal de prohibido fumar si no existen vuelos en que lo permitan.

En este caso parece que SI está permitido fumar.... demasiado weird.


Una vez en Malasia, compré un billete para ir a Putrajaya para coger un bus desde allí para que me llevara a Puchong.

No cabe decir que un trayecto tan corto (que si todo fuera bien en 1h podria estar en casa) me tomó 4 horas.

Lo primero fue la larga cola en inmigración. Como estabamos en el mes del Ramadán, sólo funcionaban la mitad de los counters para extranjeros. Había un counter especial para "trabajadores extranjeros" que no tenía cola y que no se a santo de qué no podía usar. Con 7 counters para malayos sin nadie, 5 para extranjeros y una cola que daba más de 7 vueltas... una pesadilla para muchos y estres para otros (unos franceses que estaban delante de mi casi pierden el vuelo de conexion, de hecho si hubieran hecho la cola lo habrian perdido por horas). Más de una hora siguiendo la cola sin nada que hacer, no había ni musarañas.

Cuando salí y compré el billete, el bus tardó como 45min en salir. El trayecto era de apenas 10min porque tenia que enlazar con el tren, en Transit en Salat Tingui (el nombre me parece muy divertido) y de allí subir ael tren que pasa cada media hora para 1 parada (Putrajaya) que son tambien unos 10min.

Una vez en Putrajaya, esperar durante una hora para que el bus apareciera y otros 45 min mientras el conductor hacía su descanso. El trayecto hasta Puchong, menos de 20min.

Una vez en Puchong me toca ir a pie hasta el apartamento ya que de esperar el bus, me tocaria otra hora bien larga pero a pie son 20min.

En total, aterrizar a als 4 de la tarde y llegar a casa a las 8 pasadas. Cuando lo pienso aun no me lo creo. Y aqui la pregunta lógica: ¿por qué demonios no cogí el taxi y ahorrarme todo ese dolor de cabeza? Muy facil, me gasté lo que me quedaba de dinero asignado de ese mes en Hong Kong haciendo el guiri :D

Atención a la foto de abajo. Mi reloj muestra 17:27h de 21 de Agosto del 2011. El billete que tengo al lado pone que es del 14 de Julio a las 10:06h y caduca el 14 de octubre.... ¿Qué demonios es eso?


Y aquí acaba mi aventura por Hong Kong.

El fin de semana siguiente me fuí a Penang en un congelador :D

Ya os explicaré

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada