jueves, 5 de abril de 2012

Restaurantes indefinidos

Desde hace años que los restaurantes chinos (los que lo llevan escrito en el rótulo muy claramente) estan en crisis.

La solución fue cambiar a "Restaurante Japonés", más adelante pasaron a ser Asiáticos. Después evolucionaron a Woks al estilo "all you can eat" y ahora hay un poco de todo.

La mayoría de los restaurantes que se hacen llamar japoneses estan regentados por chinos, los que han sobrevivido no les van mal las cosas. Han evolucionado mucho todos estos años.

Otros van cambiando. El funcionamiento de la mentalidad y modelo de negocio es bastante divertido pero no es un tema que quiera tratar.

Hoy me han invitado a ir a comer a uno de esos restaurantes japoneses que no tuvo que cambiar a asiático, ni mucho menos a wok.

Está situado en Barcelona, cerca de Plaça Molina. No voy a dar el nombre porque no me ha gustado y tampoco es plan de darle una mala imagen. Mientras comia cotilleé un poco en google por si encontraba algun comentario (con mi limitado movil) y me he llevado una sorpresa cuando he lleido "excelente relación calidad precio" en la mayoría de los casos (por suerte no tenia muchos comentarios).

Mi comentario es "excelente para atiborrarse sin mirar calidad a un precio razonable". No es que la comida sea horrible pero es un caso insalvable en el que ni la calidad podria hacer gran cosa. Acabas hinchado con el aceite de los tallarines o arroz frito.

El arroz frito a granel, servido individualmente recalentado. El gran problema de esta práctica es que no comes arroz frito, comes arroz con 3 litros de aceite absorvidos. Cuando acabas tienes la sensación de haber estado bebiendo aceite a morro. Por suerte no todo el mundo es sensible a esto, prueba superada.

Es archi-conocido que comemos con los ojos y cuando más variedad, mejor. Pero al menos podrian tener la carta un poco menos repetida. El menu consistia en entrantes, primero, segundo, tercero y postre. Muchos entrantes estaban tanto en entrantes como en terceros.

El sushi no estaba mal pero que pidas un california y no tenga ni aguacate, un sushi moriawase que de 5 piezas, 2 sean "pescados de mantequilla" (si alguien lo sabe, que me explique qué es).

Tambien tengo que decir que he tenido muy mala suerte pidiendo, porque de primero habia pedido unos rollitos "nem" (creo recordar) y me lo habian descrito casi como si fueran rollitos vietnamitas y para mi sorpresa, eran unos rollitos de primavera enanos, customizados, mal hechos y refritos.

De segundo el arroz que he descrito antes. Una cosa es tener gusto, otra cosa es poner demasiada sal y acabar necesitando una fuente para saciar la sed.

De tercero pedí un tempanyaki de langostinos (nada, unos 6 langostinos de tamaño pequeño), con un gusto genuinamente chino. Creo que tienen un problema con las salsas. Una chica se habia pedido lo mismo pero de salmon y ha resultado tener exactamente el mismo gusto que el mio. Otro comensal se habia pedido el tataki de atún que a primera vista no lo parecía.

Antes de acabar de comer, en plan broma, estabamos intentado adivinar los postres. En broma dijimos helado, fruta, flam y poca cosa más. Acertamos. Pedí el "poca cosa más" y resultaron ser unos rollitos de chocolate. Acostumbrada a los rollitos que hacen por aqui (que tienen pinta de rollitos y son mas o menos gruesos), cuando vi que me servian 2 bastoncitos que parecían cigarrillos decidí que no era mi día y que ese restaurante me habia provocado un gran rechazo.

Lo único que le salva es la decoración y la primera impresión (que despues se destruye), la comida es mediocre y ni siquiera sirve para atiborrarse (para mi, para otros puede que si). Por suerte no he sido yo quien ha elegido el sitio pero se que NO voy a volver NUNCA.

He dicho :)

Es una entrada muy inútil (sólo queria desahogarme) pero si realmente quereis saber cual es de todos los restaurantes que hay por Barcelona, me lo preguntais personalmente XD

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada